Strategikon

El arte de la estratagema

¡Saludos comandantes!. Hoy toca una nueva reseña de un wargame de la antigüedad y medieval: Strategikon. Pese a conocerlo desde hace un par de años no había probado su sistema hasta hace relativamente poco. De la mano de su creador, Benjamín Andrés Navarro, he tenido la oportunidad de apreciar las bondades de su original sistema de juego.Strategikon es un reglamento de  wargame de miniaturas pensado para recrear batallas desde la Antigüedad y hasta la Edad Media. Su primera edición vió la luz en 2015, y para este año esta previsto una segunda edición revisada del juego. El reglamento se puede adaptar a cualquier escala de miniaturas.

Baseado

Strategikon utiliza un baseado grande de miniaturas, igual a otros reglamentos, como Impetus, por lo que es plenamente compatible con el sistema DBx (cada unidad de Strategikon equivale a 4 bases de DBx). La profundidad de las bases variará según el tipo de tropa, mientras que el ancho frontal será el mismo: 12cm para 28mm y 8cm para 15mm.

Cada base representará a una única unidad de nuestro ejército. La cantidad de las miniaturas por base es irrelevante. La profundidad de las bases y la disposición de las miniaturas identificarán de que tipo de unidad se trata. Así por ejemplo en 28mm una unidad de infantería pesada de legionarios romanos se colocará en una base de 12cm de anchura x 4cm de profundidad, y las miniaturas formaran en orden cerrado.

Dos ejércitos frente a frente antes de ser desplegados. Como se puede apreciar se utiliza un baseado grande, con medidas iguales a las de Impetus.

Por el contrario una unidad de infantería media como los scutarii íberos se colocará en orden abierto en una base de 12cmx6cm. Los hostigadores (Psilois) por su parte podrán ser representado con unas pocas figuras en bases de 12cmx3cm. El resultado de ello es que podremos organizar un ejército para una batalla estándar (400 puntos por bando) con poco más de 80 miniaturas, si jugamos a 28mm.

Los ejércitos y la iniciativa

Los ejércitos estarán divididos en varios mandos con un general al frente de cada uno de ellos. Para las partidas estándar de 400 puntos se podrán reclutar de 1 a 4 mandos. Por cada 200 puntos más se podrá incluir un mando adicional. A estos generales se les asignará un valor de combate (VC), que oscilará de 1 a 6, pagando el debido coste en puntos. El valor de combate nos servirá como bonificación en las tiradas de iniciativa, y otorgará pluses en combate y en determinados valores de las tropas.

Antes de  comenzar la batalla en sí, los jugadores realizarán tiradas para determinar quien será el atacante/defensor, colocar la escenografía y escoger el lado de la mesa por donde comenzar a desplegar.

El jugador atacante será quien tenga la iniciativa al comienzo de la batalla. Designará a uno de sus mandos para activar sus unidades, o podrá ceder la iniciativa al rival. De no cederla, el jugador contrincante se la puede intentar robar; en ese caso designará un mando al que intentar activar y ambos jugadores tiraran 1d6 al que sumaran el VC  sus respectivos generales.

Un general romano dando órdenes a la formación de legionarios. La bandera volcada simboliza que este mando ya ha sido activado.

Quien saque una mayor tirada retendrá para sí la inciativa. Una vez resueltas todas las fases, el jugador seguirá reteniendo la iniciativa hasta que decida cederla, vea como el rival se la roba o ya no tenga más mandos que activar. Cada activación de un mando se dividirá en fase de movimiento, disparo y cuerpo a cuerpo. Una vez todos los mandos presentes hayan actuado, dará comienzo un nuevo turno de juego.

Las fatigas

Strategikon utiliza un sencillo e ingenioso método para simular el desgaste progresivo de las unidades: las fatigas. Cada unidad tendrá al inicio de la batalla un valor de combate. Cuando su número de fatigas sobrepase esta cifra, la unidad quedará desbandada y se retirará como baja. Las unidades se irán cargando de fatigas con la mayoría de acciones que realicen.

Este unidad de elefantes tiene un valor de combate 5 (dado morado). Lleva ya acumuladas 4 fatigas (dado rojo). En cuanto las fatigas superen el valor de combate, se retirará como baja.

Por ejemplo las unidades equipadas con armas de combate a distancia ganarán una fatiga con cada disparo que realicen, sea este certero o no. Si una unidad es impactada (por disparo o cuerpo a cuerpo) también se llevará una fatiga, así como si falla una carga por no cubrir toda la distancia hasta su enemigo. En el caso de los impactos además verá reducido su valor de combate, por lo que la posibilidad de que acabe desbandada aumenta.

Movimiento

El movimiento es muy sencillo. Las unidades podrán mover en linea recta o pivotando tantas veces se desee mientras tengan capacidad de movimiento. Podrán realizar giros de 180º para cambiar el encaramiento y movimientos laterales.

En algunas circunstancias, como atravesar escenografía, en una carga o cuando una unidad tenga fatigas, el movimiento pasará a ser variable. En ese caso el jugador lanzará 1d6 y comparará el resultado con el VC actual de la unidad restando sus fatigas (si esta a distancia de mando el general otorgará un bonificador). Dependiendo del resultado sumará o restara hasta 2 a su movimiento.

Las unidades que no se encuentren a una determinada distancia del enemigo (obviando a los psilois) podrán realizar movimientos de marcha de la mano de su general. Su movimiento base se multiplicará por el valor de combate del general, que se unirá a la unidad/grupo para realizar la marcha.

La regla de madera mide la distancia a la que los legionarios paran las marchas. La unidad de caballería de la izquierda podria realizar un movimiento de marcha si su general se adhiriese a ella.

Disparo y cuerpo a cuerpo

Para determinar si una unidad es impactada o no se resolverá con el siguiente procedimiento: cada unidad implicada en el disparo/CaC lanzará 1d6. Sumará su valor de combate actual (máximo 4 si es en disparo) y los bonificadores/penalizadores pertinentes (flanco, larga distancia, apoyos de otras unidades etc.). Se compararan los resultados totales de las unidades enfrentadas, siendo el bando ganador aquel con una puntuación más alta.

Todas las unidades implicadas se llevarán una fatiga por el combate/disparo; adicionalmente aquellas del bando perdedor se llevarán una fatiga extra. Y la unidad directamente objetivo de los ataques se llevará además una herida (restará 1 a su valor de combate). Si la tirada+apoyos+-bonificadores/penalizadores es el doble de la del rival (por ejemplo 8 a 4) el perdedor se llevará 2 heridas y dos fatigas, si es el triple 3 heridas y 3 fatigas, etc. Un sistema clásico con la novedad de las fatigas.

Pinta mal para estos legionarios. La maniobra y el uso de apoyos es fundamental en Strategikon.

Estratagemas y uso de generales

Strategikon esta muy centrado en el uso de estratagemas y en la implicación de los mandos en los momentos decisivos. El reglamento nos permite escoger entre un abanico de estratagemas que escogeremos antes de la batalla.

Así por ejemplo podremos realizar una marcha de flanco. Con ello podremos desplegar desde el 2º turno en adelante un mando completo en uno de los bordes laterales de la mesa, previamente escogidos. Otras estratagemas posibles son huídas fingidas, tropas disfrazadas, ejércitos aumentados ficticiamente, emboscadas, etc.

Mediante la estratagema de marcha de flanco, la caballería romana se sitúa amenazadora sobre el flanco derecho enemigo.

Por su parte los generales cobran una importancia decisiva en algunos momentos cruciales de la batalla. Cuando sea nuestro turno  podremos escoger unirlo a una unidad que este en CaC o que vaya a cargar. Con ello ganaremos la mitad del valor de combate del mando como bonificador.

Así mismo cuando una unidad este al alcance de mando de su general podremos obviar tantas fatigas como valor de combate tenga este, a la hora de determinar el movimiento variable. En última instancia el general podrá ceder parte de su valor de combate para eliminar fatigas de nuestras tropas.

Resumen

De lo poco que he podido probar el reglamento, he de decir que las sensaciones no han podido ser mejores. El movimiento y el mecanismo de las fatigas hace sencillo lo que en otros reglamentos a veces se convierte en un engorro.

A falta de que pueda profundizar más, las estratagemas realzan el juego en todas sus facetas. El uso de los generales, el incentivo en el uso de lineas de apoyo y el gestionar bien las fatigas de las tropas para usarlas en el momento propicio de la batalla le dan un gran realismo histórico. En definitiva un gran juego, muy ágil y rápido de jugar, del que iremos hablando en la web, y del que esperamos que salga pronto su nueva edición.

¡Nos vemos en la próxima reseña!

5 pensamientos en “Strategikon”

  1. Desde el primer momento me ha llamado mucho la atención este reglamento y el autor se ha esforzado mucho por mostrarlo, tal como lo pintáis suena todo estupendo, intentaré hacerme con una copia del reglamento cuando salga su segunda versión.
    Si he entendido bien y no me equivoco ¿el basado es compatible con las peanas escénicas de Ímpetus?

    1. Gracias por tu comentario. Has entendido bien, las bases son las mismas que Impetus. Una ventaja más del reglamento.

      Saludos.

      1. Pues entonces no tengo excusas.
        Con vuestro permiso he publicado la entrada en el Facebook del autor, a ver si se pasa por aquí y comenta novedades de la nueva versión o aunque sea para saludar.

        1. No hay problema, ya he estado en contacto con él par el artículo. Al contrario, gracias por compartir la entrada.

          Saludos.

  2. Estupenda reseña, este juego lleva mucho tiempo llamándome la atención, pero como comentan, estoy esperando esa segunda edición. ¿Se sabe algo de ella?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *