Preparando Blenheim (II)

¡Saludos Comandantes!.

Regreso hoy con la segunda y última parte del artículo sobre la preparación de la mesa temática sobre la batalla de Blenheim que organizaremos en las próximas jornadas de Alpha Ares 2018…¡que están al caer!.

En la primera parte os explicaba el paso a paso del tapete que nos servirá como base de la mesa de juego. En este artículo me centraré en la escenografía que usaremos para llenar el tapete.

Árboles

Para Blenheim necesitábamos muchos árboles.  Desde que descubrí el maquetismo ferroviario en Amazon mi cuota de árboles esta más que cubierta. Para la mesa de Blenheim, donde jugaremos con miniaturas de 6mm, es tan fácil como buscar por la plataforma de venta online árboles de maquetismo a escala 1:300 o 1:285.  Los precios varían, pero suelen ser bastante económicos.

A esta escala es inviable hacerles peanas individuales. Para que os hagáis una idea creo que en la mesa habrá en torno a los 200 árboles en total. Por tanto una de las primeras cosas que me puse a hacer para la mesa fue bases de diferentes tamaños para colocar varios árboles.

Para realizar las bases utilicé láminas de PVC,  material muy resistente pero fácil de cortar y texturizar. Recortándolo en formas ovaladas, le adherí una capa recortada de césped ferroviario de un antiguo tapete que tenía y que hace eones que no utilizo.

Como me gusta reaprovecharlo todo usé un antiguo tapete de GW de césped electrostático que venia pegado en una especie de papel grueso para cubrir las bases.

Realicé agujeros con un taladro de modelismo y pegué los arboles:

Estas son unas pocas bases de naranjos para colocar en torno a los poblados.

Solo quedaba pintar los bordes de las bases con algún tono marrón y ye estarían listas las bases de árboles.

Una alternativa sería recubrir la base con fieltro verde a modo de hierba:

Sin Amazon mi vida sería igual, pero mis mesas no.

Campo de cultivos

Hay diversas maneras de realizar campos de cultivos como escenografía para escalas pequeñas. En mi caso me decante por realizar tres tipos principalmente.

El primero era una suerte de campos arados, con un terreno más fangoso y donde se empezaran a vislumbrar los primero brotes del cultivo.

Para ello en un primer momento no encontré una manera mejor y más rápida que la de utilizar foam ya texturizado como base. En vuestro “bazar chino de confianza” será fácil de encontrar el material, a un precio ridículo.

Por poco más de 1€ obtendremos una lámina tamaño DIN3 aproximadamente de este material. Cortaremos al gusto para la superficie de nuestro campo de cultivo.

Lo único que tendremos que hacer es pintar con el tono que queramos la base, aplicar algún tipo de hierba a modo de “brotes verdes” y colocar musgo en la superficie circundante.

¿Os he dicho ya que lo aprovecho todo?. Pues bien, la hierbecita a modo de cultivo proviene de la parte que se desprendió de los árboles al pegarlos a las bases.

Una variante sería utilizar otro tipo de material. Usando la parte trasera de alfombrillas de lanas, y siguiendo los mismos pasos nos quedaría tal que así:

Una segundo tipo de cultivo que estuve haciendo para la mesa era todavía más fácil de hacer. Quería representar un terreno más homogéneo. Simplemente recorte trozos de fieltro (otro material barato que podréis encontrar fácilmente) y le añadí musgo a los lados para representar la separación entre parcelas:

Por último, usando un trapo de gamuza, removiendo los pelos y fijándolos con un barniz en spray, podemos conseguir unos campos de trigo la mar de resultones:

Vallas

Otro clásico de los campos de batalla. Hay muchas maneras de realizar vallas resultonas para esta escala. Por suerte para mí  “descubrí” una especie de hule en mi bazar de confianza que me pareció de lo más interesante y me facilitaría mucho la tarea.

Este material es una maravilla para hacer cosas a pequeña escala.

Con mucha paciencia se puede “deshilachar” el entramado de fibras y realizar unas vallas tradicionales perfectas para las miniaturas de 6mm:

El problema es que es un método complejo, lento y tedioso. Si queremos unas vallas mas simples y resultonas con cortar a medida el material y “ondularlo” tendremos suficiente:

Por último podemos recubrir con este material un palillo largo y cortarlo a trozos una vez seco el pegamento, como si estuviéremos haciendo una suerte de sushi:

Con ello podremos hacer las clásicas defensas artilleras de la época:

Concluyendo

Es fácil y barato hacer un campo de batalla para nuestras miniaturas más pequeñas. Para la mesa de Blenheim me faltaría por explicar los edificios, barricadas, puentes, etc. que también estarán presentes. El problema es que la mayoría de esta escenografía la he modelado yo mismo, lo que daría para otro artículo.  Sin embargo el motivo de estos dos artículos era el de explicar materiales y técnicas sencillas y resultonas.

Espero que os hayan gustado y os sirvan de ayuda para vuestras propias mesas. Y para aquellos que residan en Barcelona o alrededores no me que da más que invitarles a que se pasen por las jornadas de Alpha Ares con Dau Histórico el próximo 18 de Noviembre ¡¡para poder ver la mesa en vivo y en directo y en todo en todo su esplendor!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *