El Espía que se perdió

El Espía (que se perdió)

JB–  Moneypenny soy Bond, James Bond agente 007. Necesito información de mi ubicación actual, lugar y coordenadas.

Moneypenny– James, su ubicación actual está fuera de nuestro alcance diplomático, nos es imposible darle información. Palabras textuales de M.

JB– ¿Ordenes a seguir?

Moneypenny– Debe indagar y pasar desapercibido hasta conocer su ubicación. Una vez hallada detenga todo movimiento sospechoso. Vaya con cuidado sabemos que andan tras usted entre 2 y 7 agentes dobles.

JB– Gracias, ha estado usted maravillosa como siempre. Salude a M de mi parte.

El Espía (que se perdió)

Aprovechando la reedicion de este juego gracias a Zacatrus he podido comprármelo y así poder disfrutar de él sin pedírselo a Fran.

Se trata de un party de roles ocultos para 3 a 8 jugadores.

Se juega por rondas, donde a cada jugador se le dará una carta de localización.  Pero entre ellas hay una diferente, una que no contiene el lugar, la del espía.

El juego lleva trenta localizaciones, bastantes para no hacer partidas muy iguales.

El juego consiste en descubrir al espía infiltrado en la ubicación donde nos encontramos todos, pero que él desconoce, en un tiempo de no más de 12 minutos.

¿Como lo averiguaremos? Preguntando entre jugadores cuestiones sobre el lugar para irnos descartando unos a otros.

Pero sin dar muchas pistas ya que el Espía estará muy atento para descubrir donde se encuentra y poder ganar la ronda.

El que sepa quien es el Espía para el tiempo y lo dice si la mayoría está de acuerdo, se reafirma.

Si no acierta gana y puntua el Espía, si acierta consigue un punto más que los demás.

Esto es básicamente el desglose del juego, después de varias rondas el que tenga mayor puntuación gana.

El Espía que se perdió

Opinión

Cómo todo buen party es un juego muy divertido si todos los jugadores están por el juego.

Resulta fácil de explicar a jugadores poco habituales y enseguida cogen el hilo.

Es muy interesante jugar con niños por las salidas tan inesperadas que tienen y como son capaces de colarnos trolas como casas de grandes.

SI nuestro retoño es un cabrito!!!

Debemos armarnos de paciencia porque pensar preguntas sobre lugares sin dar pistas puede que les cueste un poco.

En ese caso el juego se hace pesado y el tiempo que se halla definido para la ronda se hará muy cuesta arriba.

Desde un principio el juego caló hondo y ya es un clásico para mis reuniones familiares, siempre que seamos más de 5 porque jugar con menos no es tan divertido y el espía lo tiene más crudo.

En las localizaciones también hay un oficio o rol de personaje con el cual también podemos jugar,

Por ejemplo si estamos en un avión podría ser azafata.

Entonces las preguntas serán contestadas metiendonos en el papel del personaje de la tarjeta,

El juego toma un cáliz más rolero e interesante.

Genial juego donde amigos que ni siquiera conocen Catan tendrán como único problema pensar quien miente.

El Espía que se perdío
Foto cogida de Zacatrus.es

Creditos

  • Creador: Alexander Ushan
  • Editorial: Hobby World LLC
  • Editorial edición en castellano: Zacatrus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *