Colonos de Catan

Catan ¿Lo amas o lo odias?

Este no pretende ser un artículo explicativo de como se juega a Colonos de Catan.

Aunque para entender un poco el porqué de su éxito y fracaso con los jugadores si debo hacer un poco de reseña.

No obstante ya que me adentro en la isla de Catan, intentaré escudriñar sus secretos para optimizar al máximo la partida, vamos para jugar realmente ¡bien!.

Colonos de Catan

Veamos como se juega y como se juega bien.

Catan es una isla que debemos colonizar y para ello nuestras gentes contruiran sus poblados en las intersecciones de los hexágonos de los cuales está formada.

Estos hexágonos contienen un recurso y un número asignado.

Al estar en la intersección tendremos varias opciones de conseguir bienes.

Para construir más poblados deberan estar a dos carreteras de distancia como mínimo de otro nuestro.

Para jugar bien es imprescindible colocar los dos primeros y gratuitos poblados en hexágonos con números que tengan más probabilidades de salir.

Vease 5, 6, 8 y 9, aunque no siendo una ciencia exacta si es más fáctible para conseguir recursos.

A medida que consigamos recursos debemos gastarlos en contruir más poblados y convertirlos en ciudades para doblar los recursos que nos ofrezca la diosa Fortuna.

Acordandonos de los números que están más juguetones en la partida deberemos subir el nivel del poblado que más recursos pueda darnos, si queremos jugar bien.

Para poder seguir colonizando debemos contruir carreteras, mínimo dos para poder hacer otro poblado.

Aparte de intentar cortar el paso a otros jugadores antes de que ellos hagan lo propio con nosotros.

Jugando bien esta baza tendremos la via más larga, consiguiendo la carta que nos otorga dos puntos de victoria.

Las cartas de progreso

Suelen ir bien si la partida no acaba de ir por donde tu querías.

Algún punto extra o carta para robar recursos siempre son de agradecer.

Aunque lo más normal son los caballeros, con los que moveremos al “azar” 😉 al ladrón.

Jugandolo bien se lo colocaremos al jugador más avanzado en puntos o al que tenga un monopolio ruin .

Con tres caballeros usados, dispondremos de la carta que nos otorga dos puntos por nuestro ejercito.

Si hemos sido capaces de colocar bien los poblados y los dados nos son propicios podemos tener el monopolio de algún recurso.

Jugar bien el monopolio es sencillo, si es muy necesario lo que posees, la venta debe, repito, DEBE ser carita, después ya te lo devolveran pero de momento hay que rapiñar.

Si no estamos muy finos con los cambios intentaremos colonizar algún puerto para cambiar a la banca con mejor ratio.

Ojo con quedarse con muchas cartas en la mano, porque llamas a las puertas del 7 y el ladrón vendrá a tí.

Así que recopila bienes pero gástalos rapidamente.

Juega bien, juega para divertirte, juega para ¡Ganar!

Amor, odio.

Leyendo la primera parte creo que podremos  desmenuzar el juego y atrevernos a explicar el porque del amor, odio.

Los seguidores nos dirán:

Introductorio a este mundillo, donde me incluyo.

Catan es muy fácil de jugar y explicar a tus amigos no jugones, los engancharas con un juego diferente a los que conocen.

Puede ganar cualquier jugador por muy noob que sea.

Interactua con los demás, colocación estratégica, diferentes tácticas a seguir y el azar hará el resto.

Así que tiene un poquito de todo.

Los detractores rebatiran con y poco más:

Demasiado condicionado con los dados.

Por muy buena colocación de los poblados si el dado no sale no puedes hacer nada… nada.

Y es cierto, mi última partida conseguí 4 puntos, 2 en los poblados gratis y la carta del ejército. ¡Gran partida!

Echate fama y acuestate a dormir; saldrán a relucir otras partidas en el tiempo, con lo que cambiar será tarea ardua.

La sensación de la falta de algo más para aumentar la diversión se hace plausible en la partida, las rondas en blanco dan para pensar mucho.

Conclusiones

Catan es un eurogame demasiado condicionado a los dados pero muy sencillo de jugar y enganchar al personal, aunque sin llegar ha ser adictivo.

Su cantidad innumerable de expansiones puede dar ha entender que le falta alguna cosa al juego básico, quizás sea por darle otro enfoque o sacarle más beneficio a la estrella.

Por contrapartida existen tantos campeonatos y a nivel mundial, que es imposible que tanta gente esté equivocada.

Por último y quizás erróneamente.

Una razón y esta es a nivel personal, del posible odio a Catan sea la necesidad que todo quede como está.

Me explico, los jugones como todo ser humano somos egoístas y vivimos felices en nuestro nicho de juegos.

Muchos nos ven como niños incapaces de madurar, sin entender que encontramos en pasar horas tirando dados.

¿Y que juego puede hacer cambiar eso? ¿Que juego está en estanterías de cualquier  juguetería? Sin necesidad de ser especializada.

Es como abrir el portal para que Cthulhu entre en planeta juegos y la demencia nos inunde.

¿Descabellado? Puede, pero he visto grupitos de juego dentro de clubes, evitando que otros asociados puedan entrar en ellos.

Porque dejar entrar a gente que no nos entiende.

Y tú. ¿lo odias o lo amas?

Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *